Flores

A mediados de la primera década del 2000 inicié esta serie de  flores. La necesidad de trabajar el color y expresar la vida a través del mensaje de las flores, la meta de dejar, de transmitir, de irradiar en las casas que están colgadas, en los lugares de exhibición, color y vida.

Me inicié también con la pintura acrílica con la que sigo trabajando intensamente y muy ligada a mi forma de trabajar espontánea. Serie realizada casi íntegramente en el taller de Magnolito Priego Oliver, en el barrio de El Carmelo, en Barcelona, con el  que compartimos espacio y experiencias con Pat Hillary y Tatto Cabrero, artistas todos mundialmente reconocidos.

“PON UN POCO DE COLOR EN TU VIDA” Fue el título de una de mis exposiciones de esta serie  que tiene su base en la investigación del color,  forma y texturas. Pintar cada cuadro es como una  sesión de cromoterapia, sumergirme en los azules, rojos, amarillos… convertir la experiencia de pintar en un gozo que pretende quedar fijado en cada obra.